¿Cuándo volverán aquellos sábados de tres?

Poco antes de que los domingos fueran amargos, Marcos era feliz en su ignorancia ya que para él no existía la miel en los labios que le pusieron para luego quitársela y dejarlo con ese recuerdo agridulce.
Entre fines de semana sin color, parece que es el único consciente de lo que pasó aquel fin de semana, entre copas de más y destinos cruzados.

Poco antes de que los domingos fueran amargos, los sábados eran siempre insulsos y no esperaba más de lo que la noche le podía dar. Un pensamiento lascivo de hacía eones acudió a él y, al hacerse realidad, provocó el temblor en sus cimientos. Él no lo pidió, pero ahí se presentó y desde entonces, tras un velo de promesas incumplidas, vive cada fin de semana soñando una y otra vez con que los domingos no vuelvan a ser aburridos, que el vacío no se lo lleve y que vuelva a tener fe en esos cuerpos fundiéndose en lazos imposibles.

Poco antes de que los domingos fueran amargos, no imaginaba seis manos en su cama o en la de otros, y no es que no le basten cuatro, pero sueña con la idea de que los sábados no sean los de un adolescente o un adulto sin más, y si la madurez tiene que dejar la inocencia de lado, que así sea. De qué sirve conservar la moral impuesta si eso va a hacer que se estanque en un punto sin retorno. Sabe que ya no es un niño, pero el haber jugado a escondidas a una especie de juego prohibido le devolvió parte de la juventud perdida.

Poco antes de que los domingos fueran amargos afrontaba los sábados como una rutina más, sin imaginar que un día como aquel todo cambiaría, al menos para él, y dos bocas se convertirían en tres, que la noción del tiempo y el espacio se perdería en algo tan simple pero tan complejo a la vez. De besos inviables, abrazos inalcanzables, conversaciones ficticias y promesas imposibles es de lo que está lleno el infierno.

Desde entonces vaga entre recuerdos que se van esfumando con el paso del tiempo y se consuela con la esperanza de un futuro que podría llegar, quizá, cuando esos tres planetas se vuelvan a alinear.

Escrito por Kay Nuit. Todos los derechos reservados. Copyright 2020.

GLAM ETERNA TE RECOMIENDA:

Las Mejores Películas, Series y Cortos Eróticos, Liberales y Éticos

Escrito por:

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

¡LA NOVELA DE GLAM ETERNA!

Una historia de amor prohibido e inesperado con distintos puntos de vista

novela erotica el sexo de las gardenias kay nuit

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS PUBLICACIONES:

Threesome: ¿una serie nórdica sobre tríos?

Tengo que reconocerlo, cuando encuentro una serie nueva sobre poliamor, relaciones liberales o, como en este caso, sobre tríos, se me ponen los ojos...

Poliamor y Fiestas Swingers en Silicon Valley: todo en un Libro

¿Te pensabas que los chicos y chicas de Silicon Valley no le daban al poliamor o las fiestas swingers? Pues estabas muy equivocado o...

La Gran Aventura de Autopublicar una Novela Erótica

Sí, señoras y señores, eso es lo que he estado haciendo este último mes. Lo sé, tengo que organizarme mejor para que hayan muchas...