¿Por qué aceptamos más las historias sobre Swingers?

Hoy reflexionaremos acerca de las historias (sean películas, series o novelas) sobre swingers y poliamor. Y bueno, dentro de las historias de swingers podemos incluir las de relaciones abiertas ya que más o menos se pueden unificar.

¿Y por qué me ha dado por hablar de este tema? Porque me resultan curiosas las búsquedas que se hacen de un tema y de otro y porque me gusta saber qué es lo que quiere el público (y acepta más). Que para eso también es este proyecto, para satisfacer las necesidades y demanda de la gente. Y con ello me puse a pensar y ver cuáles son los motivos por los cuales la gente se declina más hacia unas historias que a otras.

Quédate para saber más y mejor.

Todos podríamos ser swingers en algún momento de nuestra vida

Porque todos tenemos pareja o hemos tenido (o también podemos estar solteros y ser swingles) y hemos sentido la curiosidad de también estar con otras personas de forma consentida. Porque cuando hablamos de swingers hablamos de momentos puntuales y puramente sexuales. No hablamos de amor y abrir nuestro corazón, algo que es bastante tabú en el mundo de hoy en día donde la monogamia es el único camino a seguir, el único dogma.

historias swingers

Por ello, jugar a ser swingers (aunque no sea fácil) puede hacerlo todo el mundo. Amar a más de una persona como que no se concibe y, de hecho, en muchos casos se insulta y se denigra diciendo que los poliamorosos son unos viciosos. En todo caso serían los swingers los que son viciosos (algo que es perfectamente correcto) y no los que buscan el amor en muchas personas. ¿Ves por dónde voy?

Nos gusta ver o leer aquello con lo que estamos de acuerdo o nos atrae

Relacionado con el punto anterior está eso de que solo vemos o disfrutamos de aquello con lo cual sabemos que algún día podríamos cumplir. Si consumimos una historia sobre poliamor el cerebro como que nos hace cortocircuito y enseguida nos agarramos a los recuerdos que tenemos de películas donde nos venden a dos personas siendo «felices para siempre». Porque si para nosotros la monogamia es la mejor opción, es porque desde niños nos lo han impuesto en las películas, series o libros (y en los dibujos animados donde más). Porque, sinceramente, en la realidad o en tu familia, seguramente veas pocos ejemplos o ninguno de parejas que sean felices y lleven toda la vida juntos.

Yo no conozco a nadie que lleve décadas con una sola persona (con su pareja) y se lo vea feliz. Están por comodidad, por el tiempo que llevan juntos, porque la sociedad dice que debe ser así, por la familia, por temas económicos… Por mil razones (y excusas). Pero no porque es lo que quieren para ellos. Y a lo mejor la solución no sea separarse sino abrir el corazón e incluir a más personas. Porque la monogamia también existe de forma seriada, como si la única forma de vivir sea en pareja y siempre con una sola persona. Y cuando te separas o divorcias, la única forma de ser feliz es estando con otra persona. Una sola persona de nuevo. Ahí está la trampa.

Es más fácil aceptar aquello que lo tomamos como una fantasía que aquello que es una forma de vida (aunque ser swinger puede ser una forma de vida en sí misma). Así de claro y de simple. El corazón no se lo damos a cualquiera y, de hecho, se lo damos a una sola persona. En cambio ser swinger es algo que podemos hacerlo en pareja, tal y como estamos. Y como todo el mundo está en pareja, ergo todo el mundo puede ser swinger.

Porque el mundo swinger está más normalizado

Y aunque el mundo liberal (swinger) sea algo difícil de entender para muchas personas, se acepta por los códigos que tiene, porque existen barreras y porque sigue habiendo exclusividad. Aunque dentro del mundo liberal puede haber más o menos apertura hacia otros, pero se siguen poniendo las barreras al corazón. ¿Qué ocurre si me enamoro de uno de los miembros de la pareja con los que me he acostado? ¿Y si me enamoro de ambos?

Hoy en día hay más producciones que tratan sobre swingers que sobre poliamor. Y esto con el tiempo cambiará, claro que sí, pero cuestan encontrar productos que traten el tema alejándose del drama. Por eso siempre agradezco ver películas o series poliamorosas o swingers en clave de humor. Porque son más agradecidas y no te muestran la cara trágica de este tipo de relaciones. Porque nadie quiere saber qué pasa después del «felices para siempre» de las películas románticas clásicas. Pues por eso mismo, tampoco nos interesa saber si a aquella pareja liberal o a esta otra le irá bien a la larga. Lo importante es disfrutar del momento y dejarse llevar.

¿Y A TI? ¿Te gustan más las películas swingers o poliamorosas? ¡DÉJAME UN COMENTARIO!

Y si te apetece ver películas sobre temática liberal pulsa aquí y accede a la categoría dentro de esta web.

Un placer como siempre y si te gustan estos contenidos suscríbete vía mail para enterarte de las últimas novedades y mucho más.

Y, por supuesto, puedes comentar dejando tu opinión sobre el tema o compartir con tus contactos este post si crees que esta información les puede ser útil o entretenida.

¡Nos vemos en siguientes publicaciones! ¡Un besote!

Glam Eterna te recomienda:

Escrito por:

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

SUSCRÍBETE CON TU MAIL

Y llévate de regalo un descuento del 15% en toda la web.

¿TE GUSTA ESTA WEB?

¡APÓYALA EN PATREON Y LLÉVATE RECOMPENSAS EXCLUSIVAS!

DESCUBRE EL PODCAST

DE GLAM ETERNA: ¡HABLAMOS DE TODO LO QUE TE ENCANTA!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here