¿Cómo huir de la Navidad del Amor Romántico y Monógamo?

Cada año pasa igual: llega la Navidad o «las Navidades» (como algunos dicen) y nos bombardean con cantidad de películas o series sobre amor romántico. Y eso, sin quererlo, nos hace pensar que el único amor que existe es el romántico monógamo. Porque es el que nos proporciona finales felices, una familia alrededor de una mesa y una chimenea y un sofá en los días más fríos… Una fantasía lejos de la realidad. Y no, no es una fantasía sexual sino sentimental y de vida. Una fantasía de la que te cansas. Sí, de todo se puede cansar uno, por eso mejor que haya variedad (o te dejen libertad).

«Papá, mamá, soy liberal». ¿Te imaginas? Salir del armario en la cena de Navidad. A lo mejor se piensan que te refieres a temas políticos. «No, papá o mamá, me refiero a que me gustaría estar con otras personas además de mi pareja. O a ambos nos gustaría iniciar una relación con una tercera persona. No, no lo he hecho, pero si se me presenta la ocasión ¿por qué no?». Caras de disgusto, toses y suspiros. Y tú firme y con la cabeza bien alta. En fin, creo que es un tema que podemos tratar en otro post.

navidad amor romántico

La Navidad y sus películas sobre amor romántico monógamo

Por cierto, ¿qué tal todo? ¿Cómo te trata la vida? He estado algunas semanas out del blog ya que a veces necesito encontrarme. ¿Y lo he hecho? Pues a medias. Escribo estas líneas dudando de si tocar temas que no son literatura que es a lo que me dedico (entre otras tantas cosas).

Al fin y al cabo hablo de historias, da igual que sean películas, series o libros. Lo que puedo decir a favor de los libros es que la literatura romántica y/o erótica no es tan cerrada de mente y no censura. En cambio las películas o series de las grandes plataformas… Apestan un poco. Sí, ya sé que Netflix toca temas LGTBIQ+ a veces, pero también tiene que contentar al otro público. Y ya si hablamos de la televisión… Un horror lo que ponen cada Navidad. Ahí se ve claramente que no vivimos en estados aconfesionales sino confesionales encubiertos. Y no solo se ve ahí sino también en las festividades: son todas religiosas cristianas. Si nadie se queja es porque son días festivos y la mayor parte de la población no trabaja.

Veamos una película romántica a la luz de las velas. Pero que su final no sea el típico, por favor.

La Navidad es una fiesta religiosa cristiana

En realidad es absurdo quejarse de la Navidad ya que es una fiesta religiosa y, como tal, defiende a ultranza el patriarcado, la monogamia y el amor romántico clásico. Y ojo, soy muy romántico y creo en el amor, pero no como lo pintan.

He visto en familiares y gente cercana que llevar demasiados años con una misma persona es inviable si no haces las cosas de otra manera. El «felices para siempre» no tiene por qué estar ligado a «juntos los dos para siempre». Parece que la base del amor es aguantar porque hay que hacerlo así, porque lo dice el párroco, cura o la religión de turno. He visto (y seguramente tú también has visto) los estragos que hace la monogamia en las personas cuando llevan bastante tiempo juntos. Seguramente si esas personas hubiesen tenido alguna oportunidad fuera de casa y hubiesen tenido otra mentalidad, la hubiesen aprovechado y, quizá, hubiesen disfrutado todos juntos una noche, varias semanas o meses de otra persona. Y hubiesen sido felices. O no, pero al menos lo hubiesen intentado.

Porque sí, somos humanos y pasionales y a veces necesitamos mucho más amor. Y saber que lo tenemos todo hecho nos hace volvernos descuidados. Y el descuido en el amor conduce a la falta de respeto, la ausencia de cariño y de todo en general.

navidad amor romántico
Felices para siempre y con el corazón roto.

¿Cómo podríamos reinventar la Navidad y hacerla liberal?

Por eso lo suyo, si eres como yo, sería celebrar otra fiesta. Vale, podemos hacerlo el 24, 25 o cuando nos dé la gana. Pero otra fiesta. Una que esté alineada con nuestros gustos y creencias, una en la que podamos ser libres y decir lo que pensamos sin miedo a que nos señalen. Porque la Navidad es una fiesta cristiana y nosotros, si queremos salir del bucle eterno de la vida, debemos decir basta (algún año de estos). Aunque eso es difícil porque significa no celebrar esas fiestas con nuestra familia, esa que no sabe el estilo de vida que nos gustaría llevar (o que ya llevamos).

De momento nos quedamos con la idea de celebrar algo que esté alineado con nuestros gustos y lo que sentimos. Por ejemplo, podemos celebrar el solsticio de invierno que este año es el 21 de diciembre. De hecho, es la noche más larga del año, ¿por qué no aprovechar para organizar una fiesta nocturna con nuestros allegados liberales o no tan liberales pero respetuosos? Y si no tenemos amigos como nosotros, pues con nuestra pareja, jugando a algún juego picante o cualquier cosa que se nos ocurra. En la creatividad está la magia de todo.

navidad amor romántico
Fiesta con desconocidos liberales: una opción ideal.

¿Qué se celebraba antes de que existiese la Navidad?

Te preguntarás si a lo largo de la historia se han celebrado fiestas liberales. Pues sí, ya hablamos un poco sobre ello en el post sobre máscaras venecianas. A finales de diciembre (ejem, ejem) los romanos celebraban las Saturnales (en honor al dios Saturno): siete días de bulliciosas diversiones, orgías, banquetes e intercambio de regalos. En esas fiestas los esclavos normalmente eran liberados de sus obligaciones y, en algunos casos, ocupaban el lugar de sus dueños. Más tarde llegó el cristianismo, convirtió estas fiestas en algo muy distinto a lo que eran y le quitó el picante a todo. Aunque estas fiestas se podrían retomar y, por ejemplo, jugar a ser amos o esclavos y, con un poco de suerte y conexión, practicar sexo grupal o en privado. Yo ahí no me meto. O que simplemente sea una fiesta donde todos hablen y se conozcan, pero que sean conscientes de donde están y en qué puede acabar todo. Sea esa noche o al día siguiente.

En fin… ¿Qué mejor regalo que entregarnos en cuerpo y alma al amor? En la forma que sea. Hoy, mañana y siempre.

¿Qué te ha parecido la reflexión de hoy? ¿TÚ TAMBIÉN PIENSAS QUE LA NAVIDAD y su amor romántico SE QUEDA CORTA?

Un placer como siempre y si te gustan estos contenidos suscríbete vía mail para enterarte de las últimas novedades y mucho más.

Y, por supuesto, puedes comentar dejando tu opinión sobre el tema o compartir con tus contactos este post si crees que esta información les puede ser útil o entretenida.

¡Nos vemos en siguientes publicaciones! ¡Un besote!

GLAM ETERNA TE RECOMIENDA:

Las Mejores Películas, Series y Cortos Eróticos, Liberales y Éticos

Escrito por:

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

¡LA NOVELA DE GLAM ETERNA!

Una historia de amor prohibido e inesperado con distintos puntos de vista

novela erotica el sexo de las gardenias kay nuit

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS PUBLICACIONES:

Threesome: ¿una serie nórdica sobre tríos?

Tengo que reconocerlo, cuando encuentro una serie nueva sobre poliamor, relaciones liberales o, como en este caso, sobre tríos, se me ponen los ojos...

Poliamor y Fiestas Swingers en Silicon Valley: todo en un Libro

¿Te pensabas que los chicos y chicas de Silicon Valley no le daban al poliamor o las fiestas swingers? Pues estabas muy equivocado o...

La Gran Aventura de Autopublicar una Novela Erótica

Sí, señoras y señores, eso es lo que he estado haciendo este último mes. Lo sé, tengo que organizarme mejor para que hayan muchas...